PUNTO DE PARTIDA.

En Colombia surgió un género musical en 1.980 (LA CARRANGA) gracias a un compatriota de Ráquira Boyacá que quiso aportar a la cultura una maravillosa obra digna de conocer, y fomentar con orgullo en cualquier parte del mundo: el maestro JORGE VELOSA RUIZ CON “LOS CARRANGUEROS DE RAQUIRA”

Ocho años más tarde (1988) JAIME CASTRO GUERRERO de Tinjacá Boyacá se unió a esta causa constituyendo el grupo musical LOS FILIPICHINES lo cual en términos bogotanos significa “elegancia y cachaquería”, con el objeto de contribuir en su estilo a enriquecer su estructura como género y avanzar en su expansión logrando llegar a cada rincón del país, divirtiendo a todos los colombianos con sus propias canciones dedicadas a la vida, el amor, la naturaleza y llegando a ser reconocido por su identidad como la voz del mejor intérprete CANTAUTOR de “música campesina elaborada”.

 

Cumplido el objetivo con éxito y en medio de muchos logros en una trayectoria superior a tres décadas desde su aparición, teniendo en cuenta que su acogida es tal que hoy en Colombia hay centenares de grupos con la calidad y categoría que caracteriza un género musical que abrazan este legado y aumentan el caudal de nuestra cultura musical interpretando nuestras canciones, alegrando a nuestro pueblo y sembrando cada día más cultivos de "Carranga". Damos gracias a nuestra gran fanaticada por manifestar su amor por nuestra música a través de las miles de parrandas vividas durante más de treinta años.

 

OBJETIVO

Convencidos de la grandeza de nuestra cultura y la necesidad de llevarla más allá de las fronteras nuestro objetivo ahora es internacionalizar nuestro producto y trabajo para contarle al mundo a través del majestuoso idioma universal como lo es la música que aquí en nuestra nación el talento colombiano es, ha sido y será pregonero de paz, alegría y buenas costumbres, cultivamos vida a través de la cultura y por eso es hermoso vivir en Colombia, disfrutar de este país y sus innumerables riquezas, invertir en Colombia o venir a llevar sus artistas para presentarlos con altura en cualquier escenario del mundo y no vamos a descansar hasta el último día de la existencia en aras de lograr este propósito para que las nuevas generaciones sean  quienes lleven estas banderas con orgullo, honor y altura a cualquier parte del planeta, se cambie la imagen negativa que se tiene de nuestra hermosa patria y un compatriota pueda llegar con dignidad a cualquier parte del mundo y sentir lo que dijo uno de nuestros  gloriosos compositores (Rafael Godoy) en una de sus canciones "ay! que orgulloso me ciento de ser un buen Colombiano" 

 

 

 

 

ASÍ SERA.